La baja voluntaria: ¿Qué es, cuáles son los requisitos y cómo se presenta?

Si no sabes qué es la baja voluntaria, en este artículo te diremos en qué consiste este documento. También te hablaremos sobre los requisitos de la baja voluntaria, y la manera en que debes presentarla para hacerla efectiva.

Quizás estas pensando en dejar tu trabajo, o ya has tomado la decisión, pero no sabes cómo hacerlo de la forma correcta. A continuación encontrarás toda la información necesaria para notificar tu renuncia.

¿Qué es la baja voluntaria?

Independientemente del tipo de trabajo que realizas, y el tipo de contrato previamente acordado, como trabajador tienes derecho a la baja voluntaria. Es decir, tienes derecho a poner fin a la relación laboral que te vincula con tu empresa en cualquier momento.

La definición precisa de baja voluntaria nos dice que esto representa la dimisión del trabajador a su puesto laboral, por voluntad propia. Lo anterior sin que haga falta indicar ninguna causa para darse de baja.

Dicho lo anterior, la baja voluntaria de un trabajador se distingue por la naturaleza libre para dejar su puesto laboral en cualquier momento que lo desee. En caso de que el trabajador tenga suficientes causas para dejar su trabajo por obligación, tiene derecho a demandar a la empresa y acceder a una indemnización.

¿Cuáles son los requisitos de la baja voluntaria?

Para que la baja voluntaria se haga efectiva, es necesario que cumplas con los siguientes requisitos:

  • Se debe incluir la fecha en la que se envía o se presenta la baja voluntaria.
  • También debe figurar el nombre del trabajador, así como el CIF de la empresa.
  • Si decides enviar la baja voluntaria mediante un burofax, este documento debe contener la dirección de la empresa.
  • Además, debes agregar tu nombre, apellidos, y tu DNI.
  • También es necesario indicar claramente el deseo de darse de baja de la empresa. La mayoría de las veces se utiliza una expresión como dimisión o baja voluntaria.
  • Además, debes especificar el último día en que desempeñarás tus funciones en la empresa.
  • En caso de que indiques los días suficientes de antelación, deberás reflejarlo en el documento claramente.
  • También es recomendable contar con el documento de liquidación, saldo y finiquito. En caso de que la empresa no quiera pagar dicho finiquito, tienes un año de plazo para realizar el reclamo correspondiente.
  • Finalmente, también debes solicitar el envío del certificado de empresa al SEPE.

¿Cómo se presenta la baja voluntaria?

Ahora que ya sabes qué es la baja voluntaria y cuáles son los requisitos, hablemos sobre cómo se presenta este documento. Lo primero que debes tener en claro es que la baja voluntaria debe presentarse por escrito. Esto se hace a través de un duplicado, del cual la empresa se queda con una copia, y la otra te corresponde a ti.

La copia de la baja voluntaria debe estar sellada por la empresa para que sea válida. Como se dijo antes, la baja voluntaria también puede enviarse mediante burofax, aunque esto solo es recomendable cuando la empresa se ha negado a firmar el documento escrito.

Y si bien es cierto que puedes presentar la baja voluntaria de forma verbal, no se recomienda en lo absoluto, ya que es muy complicado de probar. En la actualidad, la jurisprudencia también acepta que el trabajador se de de baja voluntaria mediante el correo electrónico.

  Sueldo de profesor de Secundaria: la nómina en los institutos

En resumen, si quieres darte de baja voluntariamente de tu trabajo, puedes hacerlo por escrito, mediante burofax, a través del correo electrónico y de forma verbal.

¿Existe algún plazo para presentar la baja voluntaria?

Si quieres saber cuál es el plazo para presentar la baja voluntaria, simplemente debes consultar el Convenio Colectivo correspondiente al sector de tu empresa, ya que ahí figura el plazo de preaviso que tienes para comunicar tu decisión.

Dicho preaviso también puede aparecer en el contrato de trabajo, por lo que necesitas revisar este documento antes de darte de baja de la empresa. En caso de que no exista ningún plazo límite, ni en el Convenio Colectivo, ni en el contrato de trabajo, tendrás 15 días para notificar la baja voluntaria con antelación.

¿Qué pasa si la baja voluntaria se presenta fuera del plazo de preaviso?

En caso de que hayas presentado tu baja voluntaria fuera del plazo de preaviso estipulado en el Convenio Colectivo o el contrato de trabajo, la empresa puede descontar del finiquito los días restantes entre el plazo obligatorio para el preaviso, y el plazo en el que se presentó la baja voluntario.

La situación se complica para el trabajador, en caso de que el descuento sea mayor que el finiquito, ya que la empresa podría reclamar esa diferencia. En consecuencia, es fundamental respetar el plazo para presentar la baja voluntaria, ya que de lo contrario corres el riesgo de no cobrar el finiquito.

En resumen, éstos son los 3 modelos de carta de baja voluntaria:

  1. Baja voluntaria sin indicar que se da preaviso
  2. Baja voluntaria dando 15 días de preaviso
  3. Baja voluntaria dando el preaviso establecido en el Convenio

¿Puedo pedir el paro después de la baja por voluntad propia?

Para pedir el paro después de la baja voluntaria, necesitas cumplir diferentes requisitos, siendo la más importante, encontrarte en situación de desempleo. Es decir, debes haber perdido el trabajo debido a causas ajenas a tu voluntad.

En otras palabras,si has presentado tu baja voluntaria, no tienes derecho a la prestación por desempleo. La única forma de cobrar el paro después de darte de baja voluntariamente, es encontrar un nuevo trabajo o firmar un contrato de trabajo temporal.

Una vez hecho esto, es indispensable que no superes el período de prueba. La Ley indica que únicamente puedes solicitar el paro si han transcurrido como mínimo 3 meses, entre tu baja voluntaria y la fecha en la que no superaste el periodo de prueba.

En caso de que firmes un contrato de trabajo temporal, la Ley no establece ningún impedimento en cuanto a la duración mínima del nuevo contrato para cobrar el paro.

Conclusión

Habiendo dicho todo lo anterior, antes de considerar la baja voluntaria de tu empresa, necesitas analizar con cuidado esta decisión. Recuerda que no podrás cobrar el paro a menos que consigas un nuevo empleo y no superes el período de prueba.

También recuerda respetar el plazo límite para presentar la baja voluntaria, ya que de lo contrario podrías quedarte sin finiquito.  

4.1/5 - (52 votos)

Deja un comentario