Hoy en día, los procesos de selección han cambiado. A las empresas no les basta una simple entrevista para conocer a los candidatos y decantarse por uno de ellos, sino que incluyen pruebas como test de personalidad, psicotécnicos o de conocimiento.

Aunque este tipo de pruebas generan gran nerviosismo entre los candidatos porque se desconoce cómo y qué se evalúa, la realidad es que buscan conocer la personalidad y las aptitudes de los candidatos. Las pruebas más habituales son:

Test Psicotécnicos

También pueden ser llamados test de inteligencia o de aptitud, tienen como objetivo evaluar tus capacidades y aptitudes para desempeñar tareas relacionadas con el puesto de trabajo al que optas.

Test de personalidad

Su objetivo es lograr un retrato, lo más fiel posible, de tu personalidad, que posteriormente evaluarán responsables de recursos humanos. En este tipo de test, se trata de detectar la forma de ser de los candidatos en factores como la adaptación a los cambios, la capacidad de iniciativa, tolerancia a la presión, madurez, motivación, etc.

Las respuestas de estos tests no son “buenas” o “malas” por lo que tienen que ser espontáneas y sinceras. Recuerda que suelen aplicarse preguntas filtro para detectar si estás intentando manipular tus respuestas.

Pruebas de conocimiento

Este tipo de ejercicio resulta habitual cuando se opta a un puesto de trabajo determinado y el reclutador quiere saber el nivel de especialización de una determinada área. Dentro de estas pruebas se encuadran los test de actualidad, si optas a un puesto que requiere que estés bien informado o pruebas de dominio de herramientas informática, de idiomas, e incluso, reparar o montar un aparato.

Si próximamente tienes una entrevista y el reclutador te ha comentado que tendrás que hacer alguno de estos tests, ten en cuenta estos consejos:

  • No es un examen. Mantente tranquilo y relajado. Las preguntas son sobre ti mismo y nadie te va a suspender.
  • Practica, practica y vuelve a practicar con diferentes tipos de test. Cuantos más hagas, mayor rapidez ganaras para contestarlos.
  • Concéntrate y administra tu tiempo
  • Asegúrate de entender las instrucciones y los enunciados de las cuestiones y pregunta todo lo que no tengas claro
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn