Y después de la entrevista ¿qué?…

Acabas de salir de la entrevista de trabajo, y estás casi convencido de que has causado una buena impresión en el entrevistador pero ¿cuál es el siguiente paso? ¿Esperar con los brazos cruzados a que te llamen? La respuesta es no. Tu trabajo no termina con la entrevista sino que tienes que hacer seguimiento de ella.

Es un error pensar que cuando salimos del despacho del entrevistador tu labor de buscar prácticas o un primer empleo ha terminado. Debes hacer seguimiento de la entrevista, lo que demostrará tu interés por la oferta, pero no seas demasiado persistente en ello. Por ello, desde el OIE, te damos varias recomendaciones para la post entrevista:

Timing del proceso de selección. Es importante que manejes bien los tiempos del proceso de selección. Antes de terminar la entrevista, asegúrate que conoces en qué punto del proceso de selección se encuentran y el tiempo que esperan dedicar a la búsqueda del candidato. Si el entrevistador no te proporciona esta información, no tengas miedo en preguntárselo.

Cuando salgas de una entrevista, autoevalúate. Repasa mentalmente la entrevista, las preguntas que te han hecho, lo que has contestado… de esta forma serás consciente de aspectos que tienes que mejorar o potenciar en futuras entrevistas.

Agradece la entrevista. Muy pocos candidatos suelen enviar una carta de agradecimiento después de la entrevista por lo que hacerlo, hará que destaques del resto de candidatos. La carta de agradecimiento debe ser breve, cordial, reafirmar tu interés por el puesto de trabajo que optas, y por supuesto, agradecer al entrevistador, el tiempo que te ha dedicado.

Conecta con el entrevistador vía Linkedin. No tengas miedo de contactar a través de esta red social con la persona que te ha entrevistado. Cuando solicites contactar, puedes aprovechar y agradecerle el tiempo que te dedicó durante la entrevista.

Llama. Cuando haya pasado un tiempo prudencial desde la entrevista, llama por teléfono. No te quedes con la duda de cuál ha sido el resultado del proceso de selección. Pero recuerda que la llamada debe ser breve y educada.

Y lo más importante….si no eres el candidato elegido, quédate siempre con el lado positivo de cualquier entrevista: Puedes aprender para hacerlo mejor en la próxima oportunidad que tengas.

¡La llamada que esperas, llegará!