Seguramente has llegado a una entrevista y el reclutador te ha preguntado algo acerca de tu curriculum que no había entendido, ¿te has parado a pensar por qué?  Si ha sido así, probablemente la respuesta sea que tu CV incluye palabras vacías, es decir, términos que no aportan nada sobre ti o tu experiencia.

Es innegable que todo el mundo quiere hacer su curriculum lo más atractivo posible y es habitual  que se utilicen palabras que pensamos que nos hacen más relevantes de cara al reclutador, pero lo cierto es que su uso nos puede penalizar. Para que te hagas una idea, palabras como “capacidad de comunicación”, “responsable” o “rapidez de aprendizaje” son palabras casi prohibidas de utilizar si no razonamos por qué nos hace diferentes del resto de candidatos que también pueden haberlas incluido en su curriculum.

Para comenzar a evitar el uso de palabras vacías, te proponemos que releas tu CV y pienses si los términos utilizados para explicar tu experiencia dejan claro lo que quieres que el reclutador sepa de una forma clara y directa, no esperes que haga deducciones cuando lean tu curriculum.  Por ejemplo, si haces referencia a “la gran variedad de proyectos en los que has participado”, deja claro cuáles son esos proyectos e incluye brevemente cierta información sobre ellos. Es un modo de que el reclutador crea lo que le estás contando en tu CV.

Otro aspecto habitual en los CVs es enumerar aptitudes. Esta estrategia es errónea si no argumentas esas capacidades que aseguras tener. No es lo mismo decir que “soy una persona proactiva, dinámica y resolutiva”, cualidades que muchos estudiantes y trabajadores aseguran tener, que, por ejemplo, “me considero una persona proactiva, capaz de ir más allá de lo exigido en el puesto de trabajo… Trato de resolver las posibles dificultades de un modo creativo como por ejemplo cuando…”.

Ten siempre en mente que tu CV debe de ser coherente y sólido en tus argumentos: es lo que demuestra que detrás de las palabras existe una persona preparada para ocupar el puesto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn