Una educación de calidad debe impartirse en un idioma que los niños entiendan, sin embargo en el caso de millones de personas esta norma no se cumple y el 40% de la población mundial no tiene acceso a la educación en una lengua que hablen o entiendan, según la UNESCO.  Este problema se observa principalmente en regiones donde existe una mayor diversidad lingüística como es el África Subsahariana, Asia y el Pacífico.

Según el informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, si los niños son hablantes de una lengua que no es la que predomina en el aula, éste se convierte en un factor que obstaculiza su aprendizaje, sobre todo de aquellos pequeños que viven en la pobreza.

Entre las recomendaciones que hace la UNESCO a esta situación, se encuentran:

  • Impartir enseñanza a los niños en una lengua que entiendan. En el caso de las comunidades multiétnicas, la enseñanza debería impartirse por lo menos durante seis años en la lengua materna para que los niños que hablan otro idioma que no es el dominante, no se queden rezagados. Además, deberían establecerse programas de educación bilingüe y multilingüe para facilitar la transición a la enseñanza en el idioma oficial.
  • Formar a los docentes para que sean capaces de enseñar en más de un idioma.
  • Diversificar la contratación de los docentes que procedan de minorías lingüísticas y étnicas que facilitaría la enseñanza en las escuelas de sus propias comunidades.
  • Facilitar material didáctico inclusivo. Los planes de estudios deberían tener en cuenta los problemas vinculados con la inclusión para que los alumnos de contextos marginados tengan la oportunidad de aprender. Además, las herramientas de evaluación que se utilicen en el aula tiene que ayudar a los profesores a identificar a los alumnos que están en riesgo de quedar rezagados, además de ser capaces de seguir su avance y apoyarlos.
  • Establecer programas de preparación para la escuela adaptados al contexto cultural donde los maestros bilingües contratados a nivel local sean claves ayudando a los niños pertenecientes a minorías étnicas y a comunidades aisladas y preparándolos para facilitar su incorporación a la escuela primaria.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn