Saca partido a tu creatividad

Seguramente si preguntases a los responsables de los procesos de selección de diferentes empresas, cuáles son las competencias que más valoran en sus candidatos, seguramente una de las que destacarían sobre el resto es la creatividad. ¿Por qué? Por la constante evolución de  las empresas  que hace que necesiten personas que ayuden a mejorar su funcionamiento con ingenio, es decir, que aporten ideas creativas y/o soluciones originales.

Seguramente hayas oído muchas veces que existen personas que son creativas y otras que no, pero que no te engañen: la creatividad es una habilidad que debe ser desarrollada a lo largo de nuestra vida.

Es cierto que no todos nacemos con la misma habilidad creativa pero ciertas prácticas y hábitos pueden ayudarnos a fomentar esta capacidad. Aquí te traemos 7 consejos:

  • Se curioso: El ser humano es curioso por naturaleza. Si quieres saber algo, no te cortes, pregúntalo pero no te conformes con la primera respuesta que te den, ve más allá, busca información adicional. ¡Nunca sabes lo que puedes descubrir!
  • No dejes de aprender: Todos los días aprende algo. Lee libros, acude a charlas, exposiciones, cursos, etc.
  • Experimenta: No te limites a hacer actividades que ya conoces, prueba otras. Por ejemplo, si te gusta practicar deporte, y sales a  correr o vas al gimnasio, disfruta del deporte en compañía y apúntate a deportes de equipo como baloncesto, fútbol o balonmano. Conocerás gente nueva que te aportará su experiencia personal, recuerda que cada persona es un mundo.
  • Observa: Mira todo lo que te rodea como si fuera la primera vez que lo ves. Fíjate en todos los detalles, te ayudará a  ver las cosas desde otro punto de vista.
  • Escucha: Las prisas del día a día nos impide escuchar lo que las personas que nos rodean nos cuentan. Escucha las opiniones, historias o diferentes puntos de vistas de amigos, familiares o conocidos, te permitirá ser capaz de ver y hacer las cosas de otra manera, además de abrir la mente a nuevas oportunidades.
  • Se tu mismo. Cada uno tiene su propio estilo y aunque puedas tener modelos a seguir, no te obsesiones por ser igual de bueno que ellos.
  • No discrimines ideas. Apunta todas las ideas que se te pasen por la mente, aunque te parezcan una locura o totalmente descabelladas. Nunca sabes cuándo puede ser, por ejemplo, la mejor solución para resolver un problema.

Pon en práctica estos consejos para potenciar tu creatividad. Recuerda que ¡los límites a la imaginación los pones tú!