Antes de 2020, 5 millones de trabajos podrían perderse como consecuencia del desarrollo de la inteligencia artificial, la nanotecnología o la robótica según el informe Future of Jobs editado por el Foro Económico Mundial. Sin embargo, este desarrollo tecnológico tiene su lado positivo: se crearán más de 2 millones de nuevos trabajos. Aunque la mayoría de estos nuevos empleos requerirán una gran especialización en áreas como la informática, las matemáticas, la arquitectura o la ingeniería.

Pero estas buenas noticias tienen su contrapartida, los Gobiernos y las empresas deberán planear cómo los trabajadores deben reciclar sus conocimientos para evitar una crisis. En palabras de Klaus Schwab, fundador y presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial, “sin una acción urgente y concreta que permita gestionar la transición a corto plazo y construir una fuerza de trabajo con las habilidades necesarias para el futuro, los gobiernos tendrán que hacer frente a un creciente del desempleo y la desigual y las empresas a un base de consumidores que se reduce”.

Si te preguntas cuáles serán las habilidades que deben adquirir los trabajadores ante la llamada Cuarta Revolución Industrial, posiblemente te sorprenda saber que serán muy valoradas las habilidades que desarrollaste en preescolar.

El profesor de Educación y Economía de la Universidad de Harvard, David Deming, considera que competencias sociales como la negociación o el intercambio serán vitales. Para él, el lugar de trabajo, en el que los trabajadores realizan diferentes funciones y colaboran en distintos proyectos, se asemeja a las aulas de preescolar. Deming ha identificado las habilidades clave que serán necesarias para los trabajadores si quieren mejorar en el mercado laboral del futuro, donde las matemáticas ocuparán un lugar destacado.

Como ha demostrado el profesor, en los últimos años, muchos trabajos requieren habilidades matemáticas como cajeros de banco o estadísticos. Además, existen diferentes empleos donde las habilidades sociales son importantes, trabajadores que cuidan de niños, por ejemplo, que tienden a ser mal pagados del mismo modo que la oferta es muy grande.

Así, el estudio muestra que los trabajadores que combinen habilidades matemáticas y sociales tendrán más fácil encontrar oportunidades.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn