¿Qué es un job hopper?

Si te dicen que definas a un job hopper, ¿sabrías qué decir? Si la respuesta es no, mira a tu alrededor. Seguramente conozcas a alguien que cambia constantemente de empleo buscando nuevas experiencias y aprendizajes. Este tipo de personas son las que se conoce como job hopper o salta empleos.

Puedes pensar que este tipo de empleados no son interesantes para las empresas  ya que  no buscan estabilidad laboral sino experiencia. Sin embargo, se trata de una tendencia en alza que se valora en positivo. Pero es importante distinguir entre dos tipos de job hoppers, aquellos que no permanecen ni seis meses en un mismo puesto y deambulan sin un rumbo fijo y aquellos que su objetivo es buscar nuevos retos, crecer profesionalmente y que quiere mejorar sus condiciones laborales.

Como cualquier opción, convertirse en un job hopper tiene ventajas. La diversidad de conocimiento está entre ellas. Al cambiar de forma periódica de empleo, se logra experiencia en distintas áreas, lo que ayuda a descubrir cuál es aquella que de verdad te apasiona y en la que quieres desarrollar tu carrera profesional. Además, una persona que ha tenido varias experiencias laborales significa que se adapta con rapidez a los cambios y sabe construir relaciones con facilidad, sin contar con la amplia red de contactos dentro del mundo profesional de la que dispone. Hay que añadir que al haber pasado por varios trabajos dispone de habilidades en gestión, comunicación o ejecución de tareas que de otro modo no habrías logrado.

Sin embargo, el saltar constantemente de empleo también tiene sus desventajas. El periodo de tiempo en el que permaneces en una empresa suele ser entorno al año lo que no permite profundizar lo suficiente en un área específica de trabajo. Además,  ciertos reclutadores siguen desconfiando de las personas con un gran historial de cambios en su curriculum al vincularlo con personas inmaduras e irresponsables. Si te llaman para una entrevista, lo más importante es estar preparados para la pregunta: ¿A qué se debe los cambios de empleo constantes? Necesitas prepararte un buen argumento que justifique por qué cambias de trabajo con regularidad que convenza a tu interlocutor de las ventajas que supone tu dilatada experiencia laboral.