Por qué incluir tu experiencia internacional en tu curriculum

Si has tenido la oportunidad de haber estudiado o trabajado en el extranjero, debes saber que ese hecho puede convertirse en un importante elemento que te diferencie del resto de candidatos cuando estás buscando trabajo. La razón es sencilla. Las empresas valoran positivamente que sus candidatos hayan estado en el extranjero porque esa experiencia permite ampliar la mente, mejorar las competencias lingüísticas y desarrollarse en entornos diferentes a los del nuestro país. De ahí, que sea importante incluirlo en el curriculum y ponerlo en valor ante los reclutadores.

Si tu estancia internacional está relacionada con los estudios, cuando lo incluyas en el curriculum no te olvides de hacer referencia la universidad dónde estudiaste, qué asignaturas cursaste, si durante tu estancia formaste parte de alguna asociación o realizaste alguna actividad extraurricular que pueda ser de interés destacar.

Si, por el contrario, tu experiencia tiene que ver más con el ámbito laboral, es clave que incluyas información sobre qué puesto ocupaste, durante cuánto tiempo o cuáles eran tus funciones. Por supuesto, si conseguiste algún tipo de logro profesional, no dudes en incluirlo.

Pero demostrar a cómo fue tu experiencia en el extranjero no se limita simplemente a que hagas referencia a ello en el curriculum. Cuando llegue el momento de la entrevista, el reclutador te hará preguntas sobre ello: fechas, tiempo de duración, qué te aporto a nivel personal y/o profesional, por qué decidiste ir a ese país, etc. y debes ser capaz de estar a la altura en las respuestas. Recuerda prepararte una buena respuesta en la que destaques lo que aprendiste, si te ayudó a madurar o a conocer la cultura o costumbres, por ejemplo.

Además, si has tenido la oportunidad de vivir este tipo de vivencia, habrás conocido a muchas personas que quizás pueden ayudarte a la hora de conseguir un puesto de trabajo. Antes de terminar tu estancia, puedes solicitar al que ha sido tu jefe o profesor que te escriba una carta de recomendación. En ocasiones, las personas que has conocido y con las que has tenido relación pueden facilitarte contactos que pueden llegar a serte útiles en tu futuro profesional.