Cuando comienzas la búsqueda de prácticas o de tu primer empleo, no sólo basta con inscribirse en las ofertas que se publiquen, sino que también debes ser proactivo y enviar tu curriculum a las empresas en forma de autocandidaturas, tengan o no abiertos procesos de selección.

Aunque puedas pensar lo contrario, las autocandidaturas suelen ser de lo más habituales y si quieres maximizar tus oportunidades de éxito sigue nuestros consejos:

Selección de empresas

Enviar tu autocandidatura no significa que envíes el curriculum a todas las empresas sin ningún tipo de criterio. Es necesario que selecciones aquellas en las que te gustaría trabajar siempre y cuando tu perfil encaje. Si estás estudiando Veterinaria, no envíes tu candidatura a una empresa que sabes que no requiere ese tipo de perfil, como por ejemplo del sector de la moda.

Adapta tu CV

Una vez que tengas seleccionadas varias empresas, infórmate de lo que lo hacen y adapta tu curriculum y la carta de presentación. Recuerda que debes enviar el CV y la carta de forma personalizada, resaltando en cada una de ellas los aspectos que pueden ser más interesantes para cada empresa.

Infórmate de qué departamento o quién es el responsable de recibir tu CV

Si quieres evitar que tu autocandidatura caiga en saco roto es importante hacer primero una labor de investigación e intentar saber quién es la persona responsable de los procesos de selección de una empresa o el departamento correspondiente y dirigirte a él cuando envíes tu CV.

Cuida la escritura, el tono y los detalles

Cuando envíes una autocandidatura, no basta con enviar el CV y que sea el reclutador el que decida si encaja tu perfil o no. En el cuerpo del mail debes explicar por qué deben contratarte y debes hacerlo de una forma correcta, sin utilizar lenguaje agresivo, sin errores ortográficos ni gramáticos y, por supuesto, huye de palabras vacías.

Además, debes cuidar el mail desde el que escribas. Es importante que tengas una dirección formal, que transmita profesionalidad ya que las direcciones de e-mail poco serias suelen transmitir falta de madurez. Trata de utilizar tu nombre en la dirección.

Otro aspecto que tienes que cuidar es el asunto del mail. No uses frases como “A la atención de RRHH”, es mejor que incluyas una descripción de tu perfil y la ciudad donde buscas trabajo como por ejemplo, “CV Economista – Madrid y alrededores”.

Y ¡lo más importante!, no te olvides de incluir tus datos de contacto.

Comienza hoy a preparar tus autocandidaturas, recuerda que
¡el único fracaso es no intentarlo!

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn