Las competencias se han convertido en un elemento clave para las personas a la hora de encontrar un empleo. Y es que una adecuada inversión en formación y habilidades evitaría que las personas puedan verse excluidas socialmente a causa de esto, ya que su mejora es una herramienta fundamental para el crecimiento económico, el empleo, la productividad y la mejora de las condiciones de vida.

Según la OCDE, las competencias son el conjunto de conocimientos, capacidades y atributos que toda persona puede adquirir y le permiten desempeñar de forma adecuada y consistente una determinada actividad o tarea.

Por ello, la OCDE ha elaborado un informe sobre La Estrategia de Competencias, que ofrece a los diferentes países un marco de referencia para analizar sus fortalezas y debilidades en esta materia. Países como España pueden acudir a él como base para adoptar medidas concretas relacionadas con los 3 pilares en los que se apoya todo sistema nacional de competencias:

  • Desarrollar las competencias relevantes en el mercado laboral
  • Activar la oferta de competencias en el mercado laboral
  • Utilizar las competencias adquiridas de manera eficaz en el ámbito socioeconómico

El informe de Diagnóstico establece los 12 retos en materia de competencias a los que se enfrenta cada país. En el caso de España, estos retos han sido identificados a través de los distintos talleres en los que ha participado el gobierno nacional, los gobiernos regionales y los grupos de interés, y, naturalmente del análisis de la OCDE, de la Comisión Europea y de los datos nacionales disponibles:

Desarrollar las competencias relevantes:

  • Mejorar las competencias de los alumnos de enseñanza obligatoria
  • Asegurarse de que los estudiantes de enseñanza superior alcancen un alto nivel de cualificación profesional y adquieran las competencias relevantes demandadas por el mercado laboral
  • Mejorar las competencias de los adultos escasamente cualificados

Activar la oferta de competencias:

    1. Remover las barreras regulatorias y fiscales a la contratación de trabajadores. Reintegrar a las personas desempleadas mediante estrategias selectivas de activación laboral
    2. Reincorporación de desempleados a través de políticas y estrategias de apoyo orientadas a la búsqueda de empleo
    3. Mejorar la transición de los jóvenes del sistema educativo a un trabajo estable.

Utilizar las competencias de manera eficaz:

      1. Aprovechar al máximo la formación en el lugar de trabajo para potenciar la productividad y la competitividad.
      2. Apoyar a los trabajadores altamente cualificados y a las universidades a fin de impulsar la innovación y aumentar la productividad y el crecimiento.

Fortalecer el sistema de competencias en España:

    1. Mejorar y ampliar el acceso a una información de calidad sobre inserción laboral y oportunidades de aprendizaje.
    2. Entablar relaciones de colaboración más estrechas para mejorar los resultados en competencias.
    3. Financiar un sistema de competencias más eficaz y eficiente.
    4. Fortalecer la gobernanza del sistema de competencias.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn