El European Centre for the Development of Vocational Training (Cedefop) ha realizado el primer estudio paneuropeo sobre el desequilibrio de habilidades que poseen los empleados y las que demandan los puestos de trabajo. Para ello, ha encuestado a 49.000 empleados de entre 24 y 65 años de los 28 países de la Unión Europea. La idea era revisar cómo las habilidades y cualificaciones de las personas coinciden o no con las nuevas habilidades demandadas en sus puestos de trabajo y el grado en el que se desarrollan y utilizan.

Entre las conclusiones de este estudio destaca la necesidad de disponer de más y mejores puestos de trabajo que inviertan en las habilidades de las personas para superar los desajustes. Y es que muchas de las habilidades que se necesitan en un puesto de trabajo no se aprenden en el colegio o en la universidad, sino de manera informal en el trabajo.

Y es que según Cedefop, los empleados se enfrentan al reto constante de aprender cosas nuevas para mantenerse al día. El estudio afirma que casi la mitad (47%) de los trabajadores han visto cómo cambian las tecnologías que utilizan en su trabajo, además el 21% también considera muy probable que varias de sus habilidades quedarán obsoletas en los próximos cinco años.

Muchos de estos trabajadores son profesionales que trabajan en sectores de rápida evolución, como las TIC y los servicios financieros. Pero el cambio también afecta a los empleados semicualificados que han visto que sus trabajos requieren mayor variedad de tareas.
La encuesta realizada también pone de relieve que el 25% de los jóvenes trabajadores con alta cualificación están sobrecualificados para su trabajo. En concreto, aquellos que se graduaron después de 2008 tienen casi el doble de probabilidad de estar sobrecualificados para su primer trabajo que aquellos que se graduaron entre 1991 y 2001.

Además, en torno al 40% de los adultos empleados de la UE han completado su la educación o capacitación a través de un aprendizaje basado en el trabajo. Sin embargo, sólo un 25% de los jóvenes de entre 24 y 34, graduados en humanidades, idiomas y artes, economía, finanzas y derecho han participado en un aprendizaje basado en el trabajo.

Puedes conocer más de esta encuesta, aquí.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn