Tener un buen curriculum ya no es suficiente para convencer a los reclutadores de que eres el mejor candidato que pueden encontrar. De nada vale tu formación o experiencia si no dominas las ciertas competencias que las empresas buscan en sus futuros empleados.

Aquí te damos las claves de las 7 competencias fundamentales que te debes entrenar para desenvolverte en cualquier ambiente laboral y que te ayudarán a conseguir el puesto al que optas:

Trabajo en equipo: Parece una obviedad saber trabajar en equipo, pero lo cierto es que no todo el mundo es capaz de hacerlo. Formar parte de un equipo de trabajo supone, por ejemplo, saber escuchar a los demás o coordinarse en la ejecución de las tareas. Sólo si todos los miembros están organizados se conseguirá el objetivo común.

Iniciativa: ser capaz de adelantarte a las posibles necesidades que puedan surgir es algo que valorará muy positivamente tus jefes, agradecerán que no tengan que estar pendientes constantemente de lo que tienes que hacer.

Adaptación: hoy en día el mundo cambia a gran velocidad y ser capaz de adaptarse a los cambios que viven las empresas frecuentemente es clave para sobrevivir. Formarse continuamente o estar al día de las últimas novedades en tu área de trabajo como marketing, auditoría o comunicación hará que cuenten contigo en nuevos proyectos.

Flexibilidad: Esta competencia está muy ligada a la anterior. Las empresas ya no buscan a una persona que sea experta en un determinado campo, sino que sea polivalente, capaz de adaptarse a nuevas situaciones y buscar soluciones innovadoras a los problemas que puedan ir surgiendo en el día a día.

Gestión del estrés: En ocasiones, algunos proyectos pueden suponer un esfuerzo extra o surgirán imprevistos que serán necesarios solucionar lo antes posible. Todas estas situaciones pueden generarte estrés, pero debes evitar que se apodere de ti y pierdas el control de la situación.

Gestión del tiempo: Saber organizarse no siempre es fácil, las empresas lo saben y valoran que sus empleados sepan poner orden en sus tareas para que estén a tiempo.  No te distraigas revisando cada 5 minutos el correo, céntrate en lo que tienes que hacer para cumplir tus objetivos y olvídate de los cotilleos de oficina que te harán perder el tiempo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn