La importancia de tener una red de contactos

Hoy en día tener una buena red de contactos resulta una herramienta muy útil en tu desarrollo profesional. El porqué está claro. Dentro de esta red se pueden generar numerosas oportunidades de prácticas o empleos pero además, en este grupo también podrás encontrar a personas que firmen tus recomendaciones.

¿Qué es el networking? Se entiende como la creación de la red de contactos profesionales que pueden ayudarte a conseguir un empleo o un puesto de prácticas. El networking es algo que puede hacer cualquiera, incluso si no sabes por dónde empezar, puedes conseguir crear una red en menos tiempo del que piensas.

Ya sea porque quieres ampliar tu red de contactos, porque ésta se ha quedado estancada o porque no tienes, pon en práctica nuestros consejos para conseguir nuevos contactos profesionales:

Eventos. Asistir a conferencias o jornadas sobre el sector en el que te interesa trabajar es una buena forma de entrar en contacto con otras personas que tienen los mismos intereses profesionales que tú.

Saca partido a tus contactos. Las personas que ya forman parte de tu red de contactos son una buena vía para conocer a más personas. Ellos pueden presentarte a personas que componen su red y que pueden ser interesantes incorporar a la tuya.

Familia y amigos. No podemos olvidarnos de las personas más cercanas a nosotros a la hora de hacer contactos. En las fiestas familiares o de amigos, las reuniones de la asociación a la que perteneces e incluso en tu equipo de fútbol o en tu clase de spinning, puedes encontrar nuevos contactos que te aportarán mucho en tu desarrollo profesional y personal.

Una vez hecho el contacto, no debes olvidar cultivarlo y mantener el contacto con él ya que es la única forma de fortalecer los vínculos. Ser proactivo y estar dispuesto a echar una mano, generará confianza mutua. Pero igual de importante es cuidar de tus contactos como colaborar en la ampliación de la red de tus contactos, el networking se basa en dar y recibir, ¡recuérdalo!

Pero si existe un sitio por excelencia para hacer networking ese es Linkedin, ya que permite ampliar la profundidad de tu red de contactos. Esta red social clasifica a los contactos en tres bloques:

  • Conocidos directos, que son los contactos de primer nivel
  • Contactos de tus contactos, que son los contactos de segundo nivel
  • Contactos de segundo grado de tus contactos, que son los contactos de tercer nivel.

Para que te hagas una idea de la profundidad que ofrece Linkedin, si por ejemplo tienes 100 contactos y tus contactos otros 100, en total tienes 10.000 contactos de segundo nivel.

Teniendo en cuenta este dato, resulta necesario dedicar tiempo a tu perfil para mantenerlo actualizado.