Recientemente, la Comisión Europea ha publicado “Study on Foreign Language Proficiency and Employability” que pone de manifiesto el vínculo existente entre las competencias en idiomas y la empleabilidad de las personas en los países de la UE.

Este estudio da una visión general de la situación del mercado de trabajo que demanda, al menos, el dominio de uno de los idiomas de los Estados miembros de la UE. Además, examina la variada demanda en lo que a los idiomas se refiere, que existe en los países, en los diferentes sectores económicos y perfiles de trabajo.

Para llevar a cabo este informe, se han realizado más de 800 encuestas a empresas, se han revisado más de 3.600 ofertas de empleo online, y se han entrevistado a más de 500 empleadores.  Y tras un exhaustivo análisis de toda la información, se ha concluido que:

  • El inglés es idioma más importante y el más demandado por los empleadores. En segundo lugar, se sitúa el alemán, francés y el ruso.
  • La necesidad de saber un idioma en una empresa depende de las tareas a realizar y los idiomas utilizados por sus clientes o socios.
  • Los empleadores apenas utilizan los estándares establecidos para identificar el nivel de competencia en el idioma que se necesita para cubrir los puestos ofertados.
  • Es habitual que los reclutadores comprueban el nivel de competencia en un idioma extranjero durante la entrevista, existiendo una gran cantidad de métodos para hacerlo desde detectar experiencias laborales internacionales en el CV a la posesión de certificados que verifiquen el nivel del idioma. Sin embargo, cerca del 50% prefieren comprobarlo durante la propia entrevista realizando parte de ésta en el idioma para conocer la habilidad del candidato para desenvolverse en él.
  • La demanda de personas nativas de un idioma se realiza en momentos en el que el idioma es poco común en el mercado laboral y no existe suficiente oferta con conocimiento del idioma requerido.
  • En ocasiones, las dificultades que se encuentran los reclutadores se debe a una falta de dominio del idioma extranjero de los demandantes de empleo. Un tercio de los empleadores tienen dificultades para cubrir las vacantes como resultado de la competencia insuficiente de los candidatos en la lengua extranjera. Dos tercios de estas dificultades son debido a un insuficiente nivel en la habilidad de una lengua extranjera y una tercera parte, a la falta de candidatos competentes en una lengua particular.
  • Las habilidades en una lengua extranjera proporcionan una ventaja competitiva tanto para empresas como para las personas que buscan trabajo – Si forman parte de un conjunto más amplio de habilidades.

En cuanto a nuestro país, este informe afirma que en España, el inglés es el idioma que de forma generalizada suele aprenderse como segundo idioma, seguido del francés. Igualmente, el inglés es el idioma más demandado por las empresas, seguido del alemán.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn