Cada vez con más frecuencia es habitual oír hablar del bienestar de los trabajadores, de las medidas que las empresas llevan a cabo para ser entornos agradables en los que trabajar… Sin embargo, aunque resulta común, sigue siendo necesario continuar destacando la importancia de estas medidas, y analizando si las compañías están haciendo los deberes para conseguir entornos saludables y satisfactorios para sus equipos.

Adecco, líder en la gestión de Recursos Humanos, ha puesto en marcha la VI Encuesta Adecco La Felicidad en el Trabajo. Según esta encuesta, casi 6 de cada 10 trabajadores en España creen que su empresa aún no aplica políticas dedicadas al bienestar y satisfacción del empleado, ni otro tipo de medidas dedicadas a la felicidad laboral de sus trabajadores. Y eso a pesar de que 9 de cada 10 las tienen en cuenta a la hora de buscar trabajo o cambiar de empresa.

Margarita Álvarez, directora general del OIE y directora de Marketing y Comunicación de Adecco afirma que “un trabajador feliz no solo es más productivo, sino que desarrolla un mayor compromiso con la compañía, así su motivación es mayor y esto redunda también en más implicación, aceptación de responsabilidades y retos, mayor tolerancia al estrés y una capacidad de adaptación mayor y mejor a los cambios que se viven continuamente en las empresas hoy en día”.

El 96,7% de los encuestados por Adecco cree que un trabajador feliz es un trabajador mucho más productivo. Preguntados por el índice de felicidad laboral, los españoles se encuentran rozando el Notable, con una puntuación de 6,3 en una escala de 0 a 10.

Entre los aspectos que más valoran dentro de su entorno de trabajo, los trabajadores aseguran que disfrutar de un buen ambiente laboral es imprescindible para poder ser feliz en el trabajo, con una puntuación de 8,43 sobre 10. A continuación, contar con un buen horario que permita conciliar la vida personal con la profesional es lo mejor valorado, con 8,24 puntos; así como recibir un buen salario (8,22).

Con menor importancia aparecen otras opciones que influyen en la felicidad como la cercanía del lugar de trabajo al hogar, el reconocimiento de colegas y superiores a la labor realizada y la opción de disfrutar de beneficios sociales (cheques-guardería, seguro médico privado, etc.).

Hasta hace unos años, se tenía la creencia de que el salario era el factor principal para alcanzar la felicidad laboral. Y aunque todos los trabajadores valoran recibir un pago justo por su trabajo, un 59,5% de ellos estaría dispuesto a percibir un menor salario a cambio de una mayor felicidad laboral.

Lo que sí afirman con rotundidad los encuestados por Adecco es que (78,4%) con ciertos matices:

El 39,3% de los trabajadores piensa que en todos los casos una persona que desempeñe un trabajo vocacional será feliz en él. En segundo lugar, un 39,1% declara que aunque uno sea feliz haciendo un trabajo por vocación, esto no es suficiente para lograr una felicidad laboral plena.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn