Hace poco tiempo el cambiar de trabajo de manera habitual se consideraba una limitación a la hora de encontrar empleo de nuevo. De hecho, si sucedía esto, la primera pregunta en cualquier entrevista de trabajo sería por qué se mantiene o ha pasado por tantos puestos de trabajo en tan poco tiempo. Sin embargo, en los últimos años, no sólo se ha convertido en algo común entre los candidatos, sino que ahora resulta habitual para los millennials.

Adecco, líder mundial en la gestión de Recursos Humanos, ha llevado a cabo una encuesta internacional entre más de 6.500 trabajadores en activo y trabajadores potenciales, de entre 18 y 64 años de edad.

En la actualidad, los trabajadores permanecen en cada puesto de trabajo una media de cuatro años y medio y el 91% de los millennials espera permanecer un máximo de tres años. Estamos llegando a una etapa en la que los millennials están progresando en funciones de dirección, pero son desleales a las empresas. Esto significa que la percepción del cambio de trabajo se ha modificado de manera radical.

Hay cinco pasos importantes que las empresas deben tener en cuenta para tener empleados comprometidos:

1- Comunicarse de manera habitual con el empleado

Cada relación prospera o se hunde en función de la calidad de la comunicación. Esto no es diferente para los empleados y directores. Los resultados de la encuesta demuestran que cuando los directores se comunican diariamente con sus empleados, éstos se vuelven más comprometidos. Además, los empleados que se reúnen regularmente con su jefe son casi tres veces más propensos a ser promocionados que los que no lo hacen.

2- Definir las expectativas

Para conseguir tener buena comunicación es importante asegurarse de que las expectativas en ambos lados de la mesa están claras y ambas partes están comprendidas. Sin esa comprensión, las situaciones dentro de la organización pueden derivar en un problema. La falta de una expectativa entendida es la fuente de muchos enfrentamientos en las relaciones laborales, la causa de la mayoría de los conflictos y el comienzo de un problema en el desempeño organizacional.

3- Ser generoso

La remuneración es un problema que entra en juego cuando los empleados piensan en permanecer o no en la empresa. Así, elementos como bonus, beneficios y bienestar, contribuyen a la lealtad de los empleados a una organización. El estudio realizado por Adecco muestra que el 61% de los encuestados mencionó los beneficios como el aspecto que más contribuye a la satisfacción en el trabajo, mientras que otro 65% enumeró la “compensación” en la misma categoría.

4- Invertir tu tiempo

Para muchos trabajadores, la sensación de que están haciendo progresos en sus carreras es un gran factor para mantenerse en una empresa. De hecho, el informe afirma que si los empleados sienten que han dejado de crecer en su puesto de trabajo, empezarán a buscar otro empleo. Por lo tanto, corresponde a las empresas proporcionar una trayectoria clara para los empleados en sus carreras laborales.

5-Priorizar la felicidad del empleado

El 62% de los empleados afirma que los programas de bienestar son un punto importante cuando se busca un nuevo empleo. Al mismo tiempo, el 30% de los empleados cita el equilibrio entre el trabajo y la vida personal como el aspecto que más contribuye a su lealtad hacia la empresa.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn