E-learning, la educación del futuro

Hace poco más de 20 años que Internet está en nuestras vidas. En ese tiempo, nuestros hábitos se han visto alterados en todos los aspectos y la educación ha sido una de las áreas que se ha visto afectada. Si hace unos años tenias que asistir a clase, ahora la educación online ha revolucionado la forma de aprender.

Sólo el año pasado, el e-learning movió 166,5 billones de dólares y se estima que en 2017 crecerá hasta los 255 billones de dólares. En la última Global Shapers Survey, una iniciativa del World Economic Forum,  en la que se ha entrevistado a  25.000 jóvenes de todo el mundo, el 77.84% de los encuestados aseguró haber realizado cursos online.

¿Qué es la educación online? Son cursos de educación superior donde los estudiantes asisten a clase desde casa. También puede darse el caso de que el curso online está dirigido a estudiantes que buscan preparación para alguna certificación. Los cursos más populares son los de idiomas, contabilidad o enfermería.

Según Global Shapers Survey, el 47,79% de los encuestados afirmaron estar dispuestos a conseguir la certificación de ciertas habilidades, incluyendo la certificación online, una vez que comenzaran sus carreras profesionales. Lo que pone de relieve el potencial de la educación online.

En los últimos años, la educación online ha hecho grandes progresos. Cada vez más instituciones de educación superior han introducido o reforzado sus plataformas online, lo que ha tenido como resultado que se haya convertido en una parte importante de la educación terciaria con profesores universitarios promoviendo cursos online. Para el 40,56% de los encuestados, la calidad de la educación online es igual a la del aprendizaje tradicional.

Asimismo, las nuevas tecnologías han permitido que el e-learning se más accesible que nunca. Sólo es necesario un ordenador, conexión a Internet y conocimientos básicos del manejo. Además, la educación online gana la partida a la educación presencial en su flexibilidad y bajo coste. Los alumnos revisan las lecciones y acceden a las grabaciones del aula cuando lo deseen.

En definitiva, el e-learning ha facilitado que la enseñanza sea más accesible, cumpliendo el objetivo mundial  desde los años 90 de “educación para todos”.