Conoce el nuevo perfil que buscan las empresas

Hoy en día el mercado laboral cambia a pasos agigantados y se demandan perfiles que hace apenas unos años no existían a la misma velocidad que desaparecen otros que han existido desde hace décadas. Uno de esos perfiles que está comenzando a ser demandado es el de growth hacker, un perfil vinculado principalmente con el marketing online y con el mundo de las startups, pero ¿cuál es realmente su función?

El growth hacking es término procedente de Estados Unidos, donde existe una alta demanda desde hace algunos años, y que se puede definir como una disciplina que busca incrementar de forma rápida el volumen de usuarios, con el mínimo gasto y esfuerzo posible. Esta disciplina se adapta perfectamente con las startups debido a la falta de recursos que suelen tener y su necesidad de darse a conocer lo más rápidamente posible.

¿Cuál es el objetivo de growth hacker? Conseguir la mayor presencia digital de la empresa y multiplicar su número de usuarios en el menor tiempo posible. Sabrá, por ejemplo, cómo llamar la atención del usuario sobre la empresa o el producto, cómo entra en contacto con ellos por primera vez o cómo conseguir fidelizarle.

¿Qué define a un growth hacker? En general, posee ciertos conocimientos de markerting online y de programación pero tiene cinco cualidades fundamentales:

Ser analítico: Analizar hasta el mínimo detalle es indispensable  para detectar cuál es tu target y dónde está y, por supuesto, conocer porque ciertas técnicas funcionan y otras no sin una explicación aparente.

Ser creativo: Tener poco presupuesto no está reñido con hacer cosas grandes. La creatividad es un buen aliado para encontrar nuevas técnicas que hagan crecer el número de usuarios. Si hacemos lo mismo que los demás, nuestro crecimiento será limitado.

Ser multidisciplinar: Un growth hacker tiene conocimientos de distintas áreas aunque cuenta con cierta especialización en alguna de ellas

Ser ágil: Analizar es un requisito pero la agilidad de poner en marcha nuevas técnicas es vital para comprobar si las cosas funcionan o es necesario realizar cambios.

Ser curioso: Un growth hacker es una persona con gran curiosidad, busca el por qué de las cosas, lo que resulta útil para buscar nuevas técnicas que puedan funcionar que, incluso en ciertas ocasiones, pueden parecer disparatadas.

¿Preparado para convertirte en un growth hacker?