Septiembre es un buen mes para comenzar a buscar tu primer empleo, ya que marca el comienzo de un nuevo curso.  Pero ¿sabes por dónde empezar? Lo primero que debes tener claro es que buscar un trabajo requiere tiempo y organización.21

Este es el momento. Comienza ya buscar el empleo de tus sueños poniendo en práctica los consejos que te damos desde el OIE para que tu búsqueda se convierta en todo un éxito:

Conócete. Antes de empezar la búsqueda de un empleo, lo primero que debes hacer es conocerte a ti mismo. Reflexiona acerca de tus habilidades, puntos fuertes y débiles, aquello que debes potenciar o lo que tienes que mejorar en el futuro. Saber más de ti puede ayudar más de lo que te imaginas.

Curriculum. No existe el curriculum perfecto pero debes dedicar tiempo a elegir el que más se adapta a ti y, por supuesto, a prepararlo. Incluye toda la información que resulte de interés para el entrevistador como tu experiencia laboral, tu formación, etc.

Potencia tu marca personal. Las redes sociales son claves en nuestras vidas hoy en día y Linkedin es la red social profesional por excelencia.

Debes tener tu perfil actualizado tanto si buscas empleo activamente como si no. Y por supuesto, no olvides utilizar una imagen de calidad, escribir una breve descripción de tu perfil profesional que incluya palabras claves que faciliten la búsqueda de los reclutadores, y por supuesto, personalizar tu URL.

Twitter es otra red social que puede ayudarte en tu objetivo de conseguir un empleo, por lo que no descuides los siguientes aspectos:

  • Actualiza tu perfil e incluye una descripción profesional.
  • Sé activo, publica entre 5-10 tuits al día, y por supuesto, retuitea, responde y favoritea.
  • Comparte contenidos propios relacionados con tus intereses laborales pero no te olvides de aquellos que comparten otras personas.
  • Sigue a personas que te interesen profesionalmente.

Dedica tiempo. La búsqueda de empleo es una carrera de fondo. Debes dedicarle tiempo todos los días para adaptar tu curriculum a las ofertas a las que te inscribas, a las autocandidaturas que envíes, etc.

Además, es importante que lleves un control de las ofertas o autocandidaturas. Si el reclutador se pone en contacto contigo debes evitar respuestas como, “no recuerdo haber enviado mi curriculum” o “¿puedes recordarme cuál era la oferta?”.

Prepara la entrevista. Cuando tengas una entrevista, prepáratela. Piensa en aquellas preguntas que pueden hacerte y la respuesta más adecuada que debes dar. Si no conoces la empresa, infórmate sobre ella (a qué se dedica, planes futuros, nuevos proyectos, etc.). Y no olvides, ¡cuidar tu imagen! Elige con cuidado el vestuario para el día de la entrevista. Un pantalón  oscuro y una camisa blanca, gris o beige, es una buena opción.

Ya no tienes excusas, ¡Comienza ya tu búsqueda de empleo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn