7 errores comunes que debes evitar en tu CV

El tiempo medio que un reclutador dedica a leer un curriculum es de apenas unos segundos por lo que es necesario priorizar la información que incluimos en él.  Pero también es importante tener en cuenta ciertos detalles que los empleadores no quieren encontrar en ningún curriculum y que harán que nos descarten como candidatos.

El curriculum es tu carta de presentación, lo primero que van a saber de ti los reclutadores, por lo que cuando te sientes a escribirlo debes cuidar su elaboración y centrarte en aquellos aspectos en los que destacas.  Sin embargo, existen ciertos errores que se comenten con cierta frecuencia con la idea de llamar la atención, no siempre de forma acertada, de las personas responsables de los procesos de selección:

Informalidad: Tu curriculum debe mostrar que eres una persona profesional por lo que debes evitar el uso de palabras excesivamente coloquiales que parezca que te diriges a un amigo. Pero ¡cuidado! No abuses de distante o formal.

Palabras vacías: como ya te hablamos en este blog, existen palabras que consideramos “clave” pero que en realidad no aportan nada diferente a tu CV porque no dicen nada.

Estructura desorganizada: el reclutador apenas va a dedicar unos segundos a tu curriculum para descartarte o no de cara a un puesto. No se lo pongas difícil. Ordena la información sobre tu educación y tu experiencia de una forma coherente.

Cuida la presentación: Está claro que para llamar la atención del reclutador debes diferenciar tu curriculum del resto y una forma de hacerlo es en el diseño, pero no te pases de original. Evita diseños que hagan difícil encontrar tu información personal. Puede parecerte divertido pero para el reclutador no va a perder más tiempo del necesario en buscar la información que le interesa y si no la encuentra fácilmente, pasará al curriculum de otro candidato.

Tipografía: Tan importante es el diseño que decidas incorporar a tu curriculum como la tipografía que uses. Apuesta siempre por un diseño sencillo y moderno que facilite la lectura, quien lo lea te lo agradecerá.

Correo electrónico inadecuado: uno de los datos de contacto que no deben faltar es tu correo electrónico, y al igual que con tu CV debe transmitir profesionalidad.  Evita nombres graciosos o inventados o cuentas de servidores que parecen poco fiables.

Fotografía: Todo curriculum tiene que ir acompañado de una fotografía pero asegúrate que sea reciente y de buena calidad. Es un error recortar la última foto que te hiciste cuando saliste con los amigos.

Además, recuerda limitar la longitud de tu curriculum a un máximo de dos páginas. Si no tienes suficiente experiencia, no incluyas información irrelevante para alargarlo, pero si por el contrario tienes una experiencia muy dilatada, ten capacidad de síntesis es fundamental, y será valorado positivamente por el reclutador.